Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail
  21 de marzo de 2011Agregar a favoritos RosariARTE ContenidosEstablecer RosariARTE Contenidos como página de inicio
  contenidos
 
 
Envía hasta U$s 200, sin costo por iKobo. ¡Click aquí para mayor información!




Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.


III Congreso Internacional de la Lengua Española

Fueron sólo tres días y Rosario se lució como nunca antes lo había hecho. Personajes ilustres de la literatura se hicieron presentes en la ciudad exponiendo fuertes polémicas y célebres frases.

Lucrecia Perluzky | Estudiante de Comunicación Social
23-nov-2004

Roberto Fontanarrosa

Por otra parte, Roberto Fontanarrosa ofreció una cuota de humor al Congreso. En su disertación, en la mesa redonda sobre "Español internacional e internacionalización del español", habló acerca de "Las malas palabras". El escritor y humorista, reclamó "una amnistía" y pidió que "cuidemos de ellas, integrémoslas al lenguaje, porque las vamos a necesitar". Y agregó: "Este es un ámbito más que apropiado para plantearse por qué son malas palabras. ¿Les pegan a las otras palabras? ¿Son de mala calidad, y cuando uno las pronuncia se deterioran? ¿Quién las define como malas palabras?", se preguntó el rosarino.

"Tal vez sean como esos villanos que al principio eran buenos pero la sociedad los hizo malos. Tal vez al marginaras las convertimos en malas. En alguna época se les decía palabrotas, lo cual no deja de ser un reconocimiento. Las malas palabras reflejan una expresividad y una fuerza que difícilmente las haga intrascendentes. He escrito algo, pero no me alcanzó para que la memoria me dictara que tenía que traer los lentes", bromeó.

Asimismo Fontanarrosa habló sobre la función de los puntos suspensivos que reemplazan las "malas palabras". "Merecería otra discusión en el Congreso de la Lengua. Hay otra palabra irremplazable que es mierda, y el secreto de su contextura física está en la 'erre'. Los cubanos dicen 'mielda'. Ese es otro de los grandes problemas que ha tenido la revolución cubana, que es la imposibilidad de manifestar fuerza expresiva".

Concluyó su disertación asegurando, "atendamos estas condiciones terapéuticas de las malas palabras, que sirven para descargarse. Pido una amnistía para ellas, vivamos una Navidad sin malas palabras, y cuidemos de ellas, porque las vamos a necesitar".


%RA Servicios. Envío de invitaciones por email.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este artículo excepto cuando medie expresa autorización de la Dirección de RosariARTE.
Los artículos firmados no expresan, necesariamente, la opinión de la Dirección ni de RosariARTE.


Copyright 1998-2022 - RosariARTE - Todos los derechos reservados - Contenido y Diseño: RosariARTE - Desarrollo Visual: CHG DG¦CV


Sitio Web desarrollado con WOODY. Web Object Oriented Development System. Sitio Desarrollado por InforMás®.