Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail
  21 de marzo de 2011Agregar a favoritos RosariARTE ContenidosEstablecer RosariARTE Contenidos como página de inicio
  contenidos
 
 
Cobros por internet. ¡  Ikobo Merchant ! ¡Click aquí para mayor información!




Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.


Pere Parramón

Pere Parramón, el onirismo simbólico con alegorías y la aproximación a la otra realidad al hilo de lo sutil

Joan Lluís Montané | Crítico de arte
13-jul-2006

Universos dentro de otros universos

Universos dentro de otros universos

La creación pictórica de Parramón se encuentra estructurada en diversos mundos, que encierran otros y así sucesivamente. Posee obras que parecen bodegones o naturalezas muertas, pero, una mirada más precisa, nos descubre su verdadera composición. De repente, las caracolas, instrumentos y elementos presentes, nos revelan la existencia de otros planetas en su interior, presentándolos flotando, realizando una travesía a través del espacio sideral, que no es más que el espacio mental. Es decir que representa la posición exacta de la sensación que ocupa la meditación. Se trata de instantes que su mente onírica ha captado, pero, también, nos descubre el más allá del más acá de la serena contemplación de lo creado.

No tiene filias ni fobias, tampoco es un metafísico acentuado, sino que su surrealismo bebe de las fuentes del mundo mágico y de la naturaleza circundante. Capta estadios de la mente, actitudes del cerebro que se perfilan como si fueran otros ojos o formas de mirar en su propio interior. Descubre, nos descubre su mente, formada por pensamientos que son imágenes de gran fantasía en las que todo parece flotar.

No hay nada al azar, ya que la casualidad no existe pero sí la causalidad. De ahí que dialogue entre una actitud clásica en su forma de posicionar el color en la composición, en los degradados y en la manera de dibujar los elementos y la propia temática y la experimentación de ideas que expresa.

Se arriesga a mostrar visceralmente, en algunos casos, mientras que, en otros, es más comedido, la dinámica de la existencia. Estamos en mundos diferentes, pero interdependientes. De ahí que sus observaciones con respecto a los planetas varíen según los elementos que participen de una composición determinada.

No hay voluntad de ser trasgresor, sino de ser consecuente con su facilidad para bucear en la multiplicidad de mundos.

Hay mentes ordenadas, que lo intentan encuadrar todo, mientras que existen otras que son más viscerales, que respetan la existencia de otros mundos, de elementos que están descoordinados.

Los artistas, en ocasiones, quieren ordenar el caos. Pere Parramón no le interesa el orden sino reflejar la existencia del desorden, de la anarquía aparente, que no es otra cosa que el libre albedrío.

Gusta de contemplar el mundo desde la posición externa, desde la forma; pero, también, pinta su otra vida, sus existencias múltiples, que viajan a través de burbujas, de elementos de cristal transparentes, en las que cada uno es un mundo.

Emplea colores intensos, apasionados para reflejar el misterio de la noche, la intensidad del día, o, en todo caso reforzar su posición con respecto a determinados elementos. La gama de tonos oscuros le permite acentuar la escenografía, mientras que el empleo de tonos sutiles, más claros, aumenta la sensación espiritual de su pintura.

El color es parte del escenario, del 'entourage' de la propia vida, de la existencia más elemental. El drama es teatro, el teatro es la vida, los escenarios son parte de un instante de un momento. Por esta razón su pintura se basa en la dinamización de la propia sensibilidad, en ahondar en los misterios de lo ingenuo.

Transparente, de mente clara, soñador, Quijote que cabalga sin la compañía de Sancho, se permite incursiones en el Budismo sin saberlo, se aleja de las migrañas y de los sueños-pesadilla, porque sabe que la existencia es más compleja, y no tiene necesidad de preguntarse experimentalmente salidas más trabajosas a un surrealismo que tiene un claro carácter simbolista, pero, también surge de la necesidad del creador catalán de ser fiel a sí mismo. Es decir que pinta porque tiene una necesidad endogámica de hacerlo, pero, también, porque es el producto de su actitud. La pintura es un medio para que actúe como médium, expresándonos zonas y aspectos de la existencia inesperados, que están ahí, que algunos captan, que determinados seres humanos transforman, para mostrar nuevos mundos.RosariARTE Contenidos. Fin de la nota.


Esta nota continúa su desarrollo en ...
Red Solidaria. Otra forma de hacer en Argentina.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este artículo excepto cuando medie expresa autorización de la Dirección de RosariARTE.
Los artículos firmados no expresan, necesariamente, la opinión de la Dirección ni de RosariARTE.


Copyright 1998-2020 - RosariARTE - Todos los derechos reservados - Contenido y Diseño: RosariARTE - Desarrollo Visual: CHG DG¦CV


Sitio Web desarrollado con WOODY. Web Object Oriented Development System. Sitio Desarrollado por InforMás®.