Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail
  21 de marzo de 2011Agregar a favoritos RosariARTE ContenidosEstablecer RosariARTE Contenidos como página de inicio
  contenidos
 
 
Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.




Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.


Mi estética y método

Alan Taylor, compositor londinense, nos acerca sus reflexiones sobre la música actual y su particular manera de abordarla.

Alan Taylor | Compositor y Director
24-set-2004

La profesión de compositor. ¿Cómo competir en el mercado?

¿Qué tienen que hacer los compositores que intentan ganar su sustento con la música actual? ¿Cuáles son las fuentes de ingresos? ¿Quiénes las controlan?

Hay ingresos por comisiones. Comisiones de orquestas u otros músicos pagadas por instituciones gubernamentales, compañías o individuos ricos. Las comisiones son, con poquísimas excepciones, sólo para orquestas y músicos profesionales.

Hay ingresos por realizaciones también. Hay pocos ingresos por ventas de música impresa o de grabaciones.

La mayoría de los compositores profesionales ganan su salario principal trabajando como profesores en instituciones académicas. Hay poquísimos que ganan bastante dinero directamente componiendo y que pueden evitar la necesidad de enseñar.

Resulta que, para ganar un salario, un compositor tiene que:
  • componer para músicos profesionales
  • ganar la aprobación de músicos académicos
  • pero..., el público y la mayoría de los músicos no importan mucho

Mucha más gente estudia en cursos de composición que los que pueden ganar su sustento como compositores de música actual. Para avanzar en su carrera, un compositor necesita conexiones, becas, la opinión positiva de los que controlan la profesión, los académicos. No necesitan probar su valía principalmente al público.

Lo que resulta es la producción de un número grande de compositores, con destrezas técnicas altas, pocas oportunidades de ganar dinero por composición y frecuentemente poquísima experiencia de vida.

Muchos no saben cómo comunicarse con los músicos ni con el público. Muchos no tienen nada para decir.

Los compositores trabajan en un mercado con altísima competencia. Son alentados a promoverse como distintos, diferentes de otros compositores, para ganar comisiones. Se oye la expresión "voz única" de cada compositor. La actitud es que lo que es interesante en un compositor es su diferencia con otros compositores, no su habilidad de comunicar su experiencia de vida en nuestra época.

Por ésto, cada compositor está alentado a desarollar y exagerar los aspectos más distintivos de su música. Resulta que:
  • es difícil juzgar cuáles piezas son buenas y efectivas y cuáles son malas, la expresión de cada ego individual parece de igual validez
  • es difícil distinguir los elementos y aspectos comunes de la música actual
  • falta el sentido de un estilo de nuestra época, que comunica el carácter de la época y cómo es vivir hoy en día

Pero, quizas no sea verdad. De hecho, esta música es una expresión efectiva de:
  • complejidad, sin contenido
  • individualismo
  • la negación de la posibilidad de un sentido colectivo de la experiencia de vida, compartida entre los compositores de la época.


Quizás, éstas sean las características verdaderas de nuestra época.


Red Solidaria. Otra forma de hacer en Argentina.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este artículo excepto cuando medie expresa autorización de la Dirección de RosariARTE.
Los artículos firmados no expresan, necesariamente, la opinión de la Dirección ni de RosariARTE.


Copyright 1998-2020 - RosariARTE - Todos los derechos reservados - Contenido y Diseño: RosariARTE - Desarrollo Visual: CHG DG¦CV


Sitio Web desarrollado con WOODY. Web Object Oriented Development System. Sitio Desarrollado por InforMás®.