Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail
  21 de marzo de 2011Agregar a favoritos RosariARTE ContenidosEstablecer RosariARTE Contenidos como página de inicio
  contenidos
 
 
Envía hasta U$s 200, sin costo por iKobo. ¡Click aquí para mayor información!




Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.


Mujeres rosarinas en el Arte. Claudia del Río

Cali Esquivel sigue con su "recorrido virtual" por mujeres rosarinas en el arte, en esta nota, Claudia del Río.

Cali Esquivel | Lic. en Artes Visuales y Arquitecto
10-abr-2005

Identidad
Performance de Claudia de Río y Cali Esquivel

Hay una historia anterior de lo musical que se dejará para después. Hay un tiempo pasado que se hará presente para la narración; el desarrollo de la acción se dio en el contexto de una reunión, muy concurrida, organizada por alumnos de bellas artes; el lugar fue el salón de fiesta, muy cerca del río, la Misión del Marinero. Para el evento se efectuaron largos preparativos y la performance "Identidad" protagonista entre otros, se desarrolló en el marco de lo coreográfico, y se puede afirmar que son los inicios artísticos y primera obra de Claudia del Río, que con el autor de esta nota comparten y elaboran conjuntamente una rutina donde conjugan: la música, la imagen del gesto y el concepto.

Como marco referencial tomamos a Aby Warburg, que centra su atención en el significado de las imágenes a partir de cuyo análisis llegar a una interpretación cultural de la forma artística, para así lograr una reconstrucción de la cultura de un período.

Corría el año 1978, época de la dictadura militar, que se caracterizó por la represión, el genocidio, las listas negras y la eliminación y censura en todas las áreas de la cultura, que tendieron a sofocar cualquier expresión artística. Dolorosos años donde las personas eran asaltadas violentamente en sus domicilios, para ser luego un número, una fotografía con etiqueta de desaparecido; años de plomo en que el punto susceptible para el ciudadano fue el temor - psicología del pánico - y conflicto de identidad, porque andar por la calle era exponerse al maltrato por la requisitoria militar y obligados a la identificación personal. Tiempos conflictivos de la identidad. Es éste el momento histórico y el contexto de la obra que se describe.

Rescatar del recuerdo, seguramente, es reconocer y volver a descubrir los hechos como algo totalmente nuevo. En la narración la performance es sólo manifestación y demarcación virtual del juego de rayuela, que remite a la niñez y a los tiempos donde se construye la primera fase de la identidad. La rayuela, juego infantil en el cual un jugador mueve un objeto pequeño (¿tejo?) a un compartimiento de un diagrama rectangular (uno, dos y nuevamente uno) enumerado y trazado con tiza en el suelo (en la tierra con un palito). Luego con un pie brinca para desplazarse y apoyar los dos, y así sucesivamente hasta recoger el objeto, con un solo pie y sin tocar ninguna de las líneas de los sectores adyacentes. Si se completa el circuito se es ganador, de lo contrario se resigna el lugar al contrincante.

El marco referencial musical es "Cuadros de una Exposición" de Modest Mussorgsky, sobre la base inspiradora del arreglo orquestal que hizo Maurice Ravel, la banda inglesa Emerson, Lake & Palmer hace una interpretación de rock progresivo, de "Paseo" y "El Sabio", una hermosa balada introspectiva en voz y guitarra acústica en una versión envolvente y vibrante. (1)

La obra es un texto simbólico entre la narración teatral, lo lúdico, y el ritmo musical que impulsan los movimientos de la recreación y el ardid de simulación. Juego de apariencia, para la confusión de identidad: hombre-mujer; mimesis de silueta especular, y la incertidumbre de una verdad: el otro.

El personaje masculino recrea el desplazamiento de rayuela, en el gesto de arrojar el tejo, en el impulso de ir y volver para descubrir, hasta ese momento inadvertido, la imagen femenina que permanece en la posición final de la meta. Hay enfrentamiento físico de ambos y una suerte de devolución e inversión de imagen, y en esa confrontación se inicia el despliegue coreográfico y especular, adquiriendo carácter de signo estético.

Como toda historia tiene un desenlace; la imagen que en el reconocimiento de la identidad del otro y en un breve gesto de trampa y seducción, hostiga al personaje masculino que en un forcejeo se desploma rendido a sus pies, éste en rápida acción se sitúa en el lugar de esfinge. La inversión de complementariedad se ha producido, el personaje, ahora mujer toma el tejo y recomienza la partida del juego que lentamente desaparecer de la escena: Para el momento final la imagen es masculina. La transformación se ha originado. Fin musical. RosariARTE Contenidos. Fin de la nota.


(1) La colaboración de Roberto López Dupuy fue fundamental, ya que fue el encargado de medir los tiempos coreográficos para ensamblar y acortar los temas musicales.


Red Solidaria. Otra forma de hacer en Argentina.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este artículo excepto cuando medie expresa autorización de la Dirección de RosariARTE.
Los artículos firmados no expresan, necesariamente, la opinión de la Dirección ni de RosariARTE.


  servicios nota
 

  RosariARTE
 

  comunicandonos
Registrarse
Novedades por email
 

Tenés algo para vender? Hacé click aquí para entrar en MercadoLibre

Copyright 1998-2019 - RosariARTE - Todos los derechos reservados - Contenido y Diseño: RosariARTE - Desarrollo Visual: CHG DG¦CV


Sitio Web desarrollado con WOODY. Web Object Oriented Development System. Sitio Desarrollado por InforMás®.