Comprá y  vendé en MercadoLibre!!!
  21 de marzo de 2011Agregar a favoritos RosariARTE ContenidosEstablecer RosariARTE Contenidos como página de inicio
  contenidos
 
 
Envía hasta U$s 200, sin costo por iKobo. ¡Click aquí para mayor información!




Suscribite gratis al boletín Cineastas Rosarinos.


Rosario Imagina

Trabajo de investigación preparado para un seminario de posgrado, que refleja el umbral de los noventa. (Material inédito)

Cali Esquivel | Lic. en Artes Visuales y Arquitecto
12-oct-2004

Propuestas. Lo Grotesco

LO GROTESCO

Ciertos impulsos en el ser humano (la ambición, la audacia, la energía, el vuelo de la imaginación, las violencias del orgullo, la sed de goces) lo llevan a transgredir la naturaleza de su índole. Cuando no se cumple, cuando se lo exagera o cuando se hace evidente la incongruencia de un comportamiento, se cae en el grotesco. Lo que era canónico y visible, necesario, se vuelve turbio, inconsistente, contingente...


Dogor
"Dogor". Xil Buffone. 1990
Título de la obra "dogor"; tributo al vesre, juego de sílabas de la palabra para ocultar al revés su real sentido: gordo. Xil Buffone, propone desde la técnica de la pintura y del collage, una desbordante camiseta musculosa , que lucha hasta el límite por insertarse sobre la regularidad del cuadro, invadiéndola casi en su totalidad, el resultado es un torso amplificado de una enorme barriga, evidenciando el ombligo y los pliegues rollizos de la piel; pese al esfuerzo no alcanza a cubrir las axilas y genitalidad del robusto hombre, las vellosidades son estopas; completa la configuración una paleta básica y saturada, y grises de color, esbozadas con pinceladas gestuales...
Es el estallido de una rebelión contra el canon de belleza, evidenciando nuestra idiosincrasia argentina, estética de lo grotesco.


Los fideos (5)
El público se disgregaba, pero se vinculaba con el escenario por una pantalla transparente, corte matérico y continuidad visual para una performance donde la escena tuvo como centro una mesa servida.

Los tres personajes permanecían inmóviles en puntos equidistantes del espacio. La acción dio comienzo cuando uno de ellos pone en funcionamiento la cuerda de una vieja victrola, el disco de pasta con ruido a púa para la versión de "La donna é mobile" envolviendo la atmósfera, brindis ideal para esta celebración. Acorde ambientación para una sátira que remite a familia de inmigrantes italianos y a todasu cultura macarrónica.

Los actores se lanzaron sobre la olla humeante, que a la espera de la ceremonia permanecía arriba de la mesa, ritual monólogo para gestuales manos que dieron comienzo a la "gran comilona": spaghetti con tuco. La gula y la voracidad desbordaron más allá del límite, los vómitos y las pastas que se deslizaban y embadurnaban a los cuerpos; el olor inundó todos los recovecos de la sala.

La guerra de fideos continuó y esta vez el espectador experimentó la provocación cuando le arrojaban parte del menú: el lugar del observador cada vez menos neutral. El transparente que preservaba ese vínculo recibe el impacto de los fideos y la superficie se vuelve difusa, ya que rápidamente se va cubriendo por el chorreado rojo del tomate.

Acción grotesca, el rechazo y el desagrado, son ineludibles.






Ahora %RA en CD. Click aquí para más información



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este artículo excepto cuando medie expresa autorización de la Dirección de RosariARTE.
Los artículos firmados no expresan, necesariamente, la opinión de la Dirección ni de RosariARTE.


Copyright 1998-2020 - RosariARTE - Todos los derechos reservados - Contenido y Diseño: RosariARTE - Desarrollo Visual: CHG DG¦CV


Sitio Web desarrollado con WOODY. Web Object Oriented Development System. Sitio Desarrollado por InforMás®.